Soluciones de embalaje para productos a granel

/, Gran embalaje/Soluciones de embalaje para productos a granel

Soluciones de embalaje para productos a granel

Son muchos los sectores que utilizan el embalaje para productos a granel sólidos, tales como el de la agricultura, la metalúrgica, el sector químico o el de la automoción. Pero este tipo de embalaje es uno de los que mayores retos plantea a los fabricantes de cajas de cartón. Y es que hay una serie de desafíos mecánicos importantes vinculados a este tipo de embalaje. Hoy revisamos cuáles son esos retos y repasamos las soluciones que te ofrece Font Packaging.

Retos del embalaje para productos a granel

El principal reto mecánico que presenta el embalaje de productos a granel es el del control de la fuerza de expansión que los productos mismos ejercen desde el interior del embalaje hacia su exterior. Esta presión es tan intensa que puede llegar a provocar deformaciones en las paredes del embalaje.

El colapso o deformación de las paredes de las cajas de embalaje para productos a granel puede dar lugar a problemas de almacenamiento, de transporte y hasta roturas, con las consiguientes pérdidas de producto que ello ocasiona.

Así pues, vemos que los desafíos que plantea este tipo de embalaje son dos:

  • Por un lado, problemas de control de la fuerza de expansión del producto
  • Por otro lado, problemas de almacenamiento, transporte y roturas si no se controla adecuadamente el primer reto

Soluciones de embalaje para productos a granel

En Font Packaging ofrecemos varias soluciones de embalajes para productos a granel. Para cargas pequeñas de bajo peso, lo más importante es:

  • Contar con un embalaje con medidas cuanto más equilibradas mejor, para así crear un embalaje compacto
  • Disponer de un embalaje resistente para evitar los problemas de expansión

En el caso de grandes cargas, hay diferentes opciones dependiendo del producto a embalar. Básicamente, los contenedores suelen ser rectangulares, adaptados a la medida del palet (1200×800 o 1200×1000). En este tipo de contenedores es recomendable agregar aros o refuerzos de madera.

 

La combinación de este tipo de contenedores con complementos como bolsas VCI consiguen dar lugar a embalajes respetuosos con el medio ambiente y que protegen de la oxidación, especialmente recomendados para productos férricos.

Para terminar, como tercera opción tenemos los contenedores octogonales u octavines. Su forma octogonal hace que resistan de manera óptima la fuerza de expansión de los productos a granel.

La versatilidad de los octavines permite transportar qualquier tipo de producto, complementando con o sin bolsa dependiendo de sus necesidades.

 

Por su composición, los octavines se adaptan perfectamente a sistemas de carga superior o inferior (o a ambos), por lo que reducen el impacto temporal en su utilización.

 

 

 

 

En el aspecto logístico, la opción de fabricar octavines regulares –con los 8 costados iguales– o irregulares –con medidas distintas

en los costados– nos permite adaptarlos a las medidas de palets más estándar, para así conseguir la máxima eficiencia en su transporte y almacenaje. La resistencia vertical que proporcionan las aristas octogonales hacen que el octavín ofrezca una muy buena resistencia mecánica al apilamiento.

Como hemos visto, en el embalaje para productos a granel la resistencia mecánica es un aspecto de vital importancia tanto para el apilamiento como para hacer frente a la expansión. Así pues, ponte en manos expertas si necesitas este tipo de embalaje. En Font Packaging estaremos encantados de echarte una mano.

Imágenes | Font Packaging, Fotolia.

2018-07-09T13:01:54+00:00