Aprende más sobre el cartón ondulado

No siempre se le da la importancia que tiene al cartón ondulado,  por eso vamos a profundizar en qué es, cómo se confecciona y las diferentes estructuras con las que podemos encontrarlo en el mercado.

Cuando hablamos de cartón ondulado, en realidad, lo hacemos de una de los materiales básicos en la industria del embalaje y en la confección de envases.

Pese a estar tan presente en cualquier almacén de cualquier empresa del mundo, lo cierto es que no siempre sabemos exactamente lo que es. Con este artículo queremos explicar con todo detalle lo que hay detrás de una caja de cartón ondulado y por qué es una gran decisión apostar por este material.

¿Cómo se fabrica el cartón ondulado?

Aunque hay algunas diferencias, por lo general se compone de 3 a 5 papeles siendo los dos exteriores lisos y el interior o los interiores ondulados. Esta configuración lo que busca es aportar una gran resistencia y conferirle al cartón la propiedad de ser indeformable.

Si miramos una sección de cartón ondulado, a simple vista es muy sencillo identificar cada una de las partes que lo componen. Básicamente son tres distintas y tienen sus propios nombres:

  • Caras o cubiertas: se trata de las hojas lisas externas, aquellas que contienen al resto.
  • Caras lisas: estas son hojas que se colocan en el medio del material.
  • Hojas onduladas: en este caso hablamos de aquellas que forman los característicos canales. Reciben el nombre de ondulado, tripa o “médium”.

Cartón ondulado simple, doble y triple cara

Hay más de una tipología de cartones ondulados. En realidad la diferencia estriba precisamente en la cantidad de capas que conforman su estructura. Podemos encontrarlos simples, dobles e incluso triples.

Cada uno de ellos es óptimo para una función, como puede imaginar a mayor cantidad de caras también aportarán una protección superior.

El simple cara: está formado por una única cara lisa que lleva adherida con cola una hoja ondulada.

Al ser bastante ligero, se recomienda su uso en el caso de buscar una cierta amortiguación que absorba impactos leves durante la manipulación de las mercancías. Esto hace que tenga más utilidad como una protección adicional.

Doble cara: partiendo de la estructura simple, se le agregaría una cara adicional a la simple cara que teníamos de inicio. Si necesitamos un cartón ondulado más armado, la solución es añadir un segundo módulo simple. Esta estructura recibe el nombre de doble–doble cara.

El de doble cara es el cartón ondulado que se utiliza más habitualmente para la fabricación de cajas y embalajes, quedado el doble-doble cara para aquellos clientes que necesitan una protección adicional.

Triple ondulado: si le añadimos una tercera cara simple a un doble-doble obtenemos lo que se llama un triple ondulado.

Esta estructura es de una solidez increíble para lo que podemos pensar cuando hablamos de cartón, pero al agregar todas esas caras lo que conseguimos un material que puede equipararse a la madera en cuanto a resistencia pero con un peso notablemente inferior.

La máquina que fabrica el cartón ondulado a partir de bobinas de papel se llama onduladora, siendo la tradicional caja de solapas el embalaje más habitualmente producido en este material.

Aspectos que caracterizan el cartón ondulado

El cartón ondulado es, hoy en día, el material número uno de embalaje y no lo es por casualidad. Esto es así porque es el único que cumple simultáneamente funciones tan distintas como:

  • Agrupación de productos. Esta es una de las claves de cualquier caja ¿verdad?
  • Protección de éstos contra impactos, vibraciones, luz, polvo y robo, durante la manipulación, el almacenamiento y la entrega. El cartón ondulado te ofrece muchas garantías a la hora de distribuir las mercancías.
  • Presentación y promoción, mediante la utilización de las cubiertas exteriores como soporte de información y publicidad. El packaging bien diseñado es una tarjeta de presentación muy efectiva.
  • Resulta perfecto para rotular (incluso a mano) identificando los productos de su interior.

Por supuesto no nos olvidamos del aspecto ecológico. No en vano, el cartón ondulado, es un material que en la industria papelera se recupera y se recicla para fabricar nuevos embalajes. Gracias esto limitamos el impacto que se genera en el medioambiente.

El embalaje de cartón ondulado es tan versátil que se emplea en todos los sectores industriales, agricultura y servicios.

La industria del cartón ondulado

La industria del Cartón Ondulado ocupa un puesto importante en la economía nacional, dando empleo a más de 23.600 trabajadores y con una producción de 4.438 millones de metros cuadrados.

Cuenta con una facturación total de 3.535 millones de euros. Distribuidos en el conjunto del territorio nacional, pero con especial concentración en las regiones de, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Andalucía y País vasco.

El sector del cartón ondulado se encuentra en un largo proceso de cambio tecnológico, de manera que la renovación tecnológica es un reto constante del sector. La evolución tecnológica ha afectado principalmente al proceso de preimpresión, que cada vez es más abierta y digitalizada, así como al proceso de impresión, también digital. El esfuerzo inversor de las empresas juega un papel clave en el desarrollo de la actividad y la transformación del sector.

El cartón ondulado es uno de los materiales para envases y embalajes más empleados en el mundo para agrupar, almacenar, transportar, exponer y vender productos de consumo y como casi todos los productos de su sector no ha sido ajeno a la evolución general del mercado.

Los sectores españoles en lo que se venden la mayor parte de los envases y embalajes de cartón ondulado son los de:

  • Productos agrícolas.
  • Productos alimenticios.
  • Audio, electrónica y automoción.
  • Productos químicos, limpieza y perfumería.
  • Cerámica, vidrio y caucho.
  • Papelería.
  • Otros productos variados: Textil, ropa, productos de piel, mobiliario.

Los fabricantes de cartón ondulado deben centrarse en resultar competitivos ofreciendo un buen producto, precio, distribución y comunicación.

Además algunos fabricantes están avanzando hacia la verticalización del negocio y empiezan a dar servicios a sus clientes que les ponen en ventaja respecto de sus competidores. Hablamos de aspectos como el diseño gráfico, estructural, control de calidad, laboratorio de ensayos, asesoramiento, etc.

El responsable comercial termina siendo un especialista que asesora al cliente, saca medidas, recomienda el embalaje idóneo, detecta los problemas que tienen los clientes con los embalajes, etc. Estas empresas son las que aportan un valor añadido real a sus clientes.

El embalaje de cartón ondulado, material centenario, ha sabido mantenerse joven y progresar gracias a cuatro factores esenciales:

  • Su excelente relación calidad-precio
  • Su adaptación continua a las necesidades del mercado
  • Su bajo peso que favorece su transporte y almacenaje
  • Sus ventajas medioambientales

¿Necesita más información? En Font Packaging somos especialistas en este tipo de materiales y estaremos encantados de asesorarle porque nos apasiona lo que hacemos.